• Shonekaa Suthaaharan

La cirugía ocular LASIK: cómo velar por la protección de tus ojos

Las complicaciones debido a tratamientos de cirugía ocular con láser son bastante comunes. En el 2018, el periódico New York Times advirtió sobre los efectos que podía producir este tipo de cirugía en los pacientes. Además, se presentó una demanda contra la empresa Lasik MD, cuya sede está en Quebec, porque no advirtieron a las personas sobre los riesgos que puede acarrear esta cirugía.


Image: https://www.allaboutvision.com/visionsurgery/lasek.htm


Existen muchas complicaciones que pueden surgir por la cirugía ocular LASIK si no se llevan a cabo las precauciones necesarias. Y para ello, es importante estar debidamente informado y haber tenido una evaluación, para asegurarse del futuro bienestar de los ojos.


El objetivo de la cirugía refractiva con láser es corregir problemas comunes de la vista, específicamente la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Las primeras tecnologías láser se asociaron con muchas complicaciones, como por ejemplo el dolor sufrido tanto durante como después del procedimiento. Para hacer frente a esta preocupación, se desarrolló una tecnología llamada LASIK, comúnmente conocida como cirugía ocular con láser. Con la cirugía LASIK, las complicaciones quirúrgicas afectan entre un 10 % y un 30% de los pacientes. Por lo general, estas complicaciones no ponen en peligro su vida, pero algunos pacientes terminan padeciendo dolor crónico postoperatorio y problemas de visión. Dichas complicaciones son tan graves que un antiguo experto de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) insta a la suspensión de esta cirugía hasta que no se realicen más investigaciones relativas a su seguridad.


La cirugía ocular LASIK consiste en el corte de los nervios sensoriales, los cuales son importantes para la producción de las lágrimas. Sin ellos, la superficie de los ojos puede deteriorarse. Los nervios cortados suelen sanar en unos meses, pero no siempre es así. Una mujer que padecía neuropatía, un trastorno de los nervios periféricos, cuyos síntomas pueden incluir dolor detrás de los ojos, pérdida de la visión en un ojo y visión de luces intermitentes, se sometió a una cirugía ocular LASIK en un centro que no conocía. Tanto la mujer como el centro oftalmológico desconocían su estado antes de la cirugía. Posteriormente, los nervios de la córnea de esta paciente fueron afectados de forma permanente. Como resultado, la paciente padece de un dolor crónico que ha terminado afectando a su vida cotidiana.


A la hora de realizar una cirugía, se han de tomar muchas precauciones para velar por la seguridad de los ojos. Sobre todo, las decisiones han de ser realizadas por un profesional del sector ocular que lleve observando la evolución de los ojos del paciente durante suficiente tiempo. También puede ser beneficioso pedir el diagnósticos a diferentes profesionales. Y como no, una de los factores más importantes de saber los factores de riesgo que pueda acarrear una operación. Por ejemplo, si la cirugía hace que los ojos se vuelvan más secos a un paciente cuyos ojos ya sufren de sequedad, la cirugía LASIK probablemente no sea la más efectiva. Finalmente, después de la cirugía el pariente ha de hacer un seguimiento apropiado con un optometrista u oftalmólogo y seguir yendo a revisiones con frecuencia.


Al decantarse por una cirugía ocular con láser, el paciente ha de estar bien informado y asesorado de manera correcta para prevenir posibles complicaciones. Todas estas precauciones se han de llevar a cabo si se quiere velar por la seguridad de los ojos.



Fuentes:

https://medicalxpress.com/news/2020-02-laser-surgery-nightmare-toll-enormous.html

https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/optic-neuritis/symptoms-causes/syc-20354953

0 visualizaciones0 comentarios