• Shonekaa Suthaaharan

El incremento del uso de desinfectante para manos es perjudicial para los ojos de los niños

Durante la pandemia ha habido un incremento en el uso de desinfectante para manos en base de alcohol. En estos tiempos es un producto vital. Sin embargo, esta práctica creciente ha tenido consecuencias en los niños, especialmente en lesiones relacionadas con los ojos.


Image: https://consumer.healthday.com/more-kids-suffering-eye-injuries-from-hand-sanitizers-2650127395.html


Un reciente estudio liderado por el Dr. Gilles Martin, un oftalmólogo, se enfoca en lo expuestos que están los ojos de los menores de 18 años al desinfectante para manos. A base de los datos de los French Poison Control Centres y un hospital oftalmológico para niños ubicado en Paris, el Dr. Martin y su equipo reportó que las lesiones oculares accidentales en niños se incrementaron significativamente durante un periodo de 5 meses en el 2020, comparado con el mismo periodo del 2019. Durante algunos meses del 2019, los casos relacionados con desinfectantes de manos fueron el 1.3% de la totalidad de llamadas hechas a los French Poison Control Centres. Sin embargo, durante los mismos meses del 2020, los casos aumentaron hasta constituir un 9.9% del total de llamadas.

Muchos de los casos fueron leves, tales como un ligero dolor de los ojos o una inflamación aguda. Sin embargo, hubo casos moderadamente severos tales como aquellos que involucraban queratitis, que es la inflamación de la córnea. Además, en 2020, 63 de los casos involucraron exposición pública a los desinfectantes para manos a través de dispensadores de desinfectantes para manos en diversas áreas públicas. Sin embargo, en el 2019, no hubo tales casos.

Dr. Sonam Yangzes, es una consultora ocular y explica que los desinfectantes para manos contienen etanol o alcohol isopropílico que son tóxicos para los ojos. Ella indicó que el mayor uso de desinfectantes para manos durante la pandemia ha hecho que los niños sean más susceptibles a lesiones relacionadas con los ojos. Dr. Martin añade que esto se debe al hecho que los dispensadores están aproximadamente a 3 pies de altura, es decir, a nivel de los ojos de los niños pequeños. Además, estas lesiones pueden ocurrir si los niños se frotan los ojos y el alcohol del desinfectante para manos penetra en ellos. La mayoría de las veces el reflejo de parpadear impide que mucho del producto llegue a los ojos, por lo tanto, la gente usualmente solo experimenta una irritación de los ojos. Sin embargo, si llegara a los ojos, eso podría ser potencialmente dañino. Por ejemplo, una gran cantidad posiblemente puede causar ceguera.

A fin de combatir este creciente problema, Dr. Yangzes sugiere "Reducir la altura de los dispensadores de alcohol de tal manera que el nivel esté por debajo de los ojos y la cara de los niños." Adicionalmente, Dr. Yangzes indica que se debe colocar una señal de precaución en el respectivo sitio como una salvaguardia.



Fuentes:

https://medicalxpress.com/news/2021-01-sanitizer-kids-eyes.html

3 visualizaciones0 comentarios